Noticias

Todo lo que debes saber sobre las nuevas reglas hipotecarias en Canadá

14 de Julio de 2012 a las 04:15

Por Lupe Ledesma

Nos guste o no, el Gobierno de Canadá ha establecido nuevas normas sobre hipotecas en el país que afectarán a todos, especialmente a las familias de más bajos ingresos y los nuevos compradores de vivienda que tendrán menos plazo para pagar su gran inversión de toda una vida, pero también traer algunos beneficios que voy a explicar.

Cabe aclarar a nuestros lectores y especialmente a la comunidad hispana, que las nuevas disposiciones estarán vigentes sólo para los nuevos créditos y no son aplicables a quienes renueven los préstamos inmobiliarios o compraron antes del 9 de julio.

La gente debe tener muy claro que el gran cambio se produce en la reducción del periodo de amortización de la deuda, lo que antes se pagaba en 30 años, ahora se deberá cancelar en 25 años, lo que genera un aumento en la cuota mensual, pero lo que también trae algunos beneficios, porque por un lado se va a pagar más rápido y por el otro se van a cancelar menos intereses por la deuda.

Tan sólo hace un año se produjo el gran cambio en este sentido, el período de amortización de las hipotecas aseguradas se pasó de 35 años a 30, ahora se le quitaron 5 años más y quedó en 25. En ese momento el Gobierno lo justificó por el largo periodo de endeudamiento que debían enfrentar los canadienses y ahora afirma que es porque hay un sobrendeudamiento de los residentes de este país.

Independiente de cual sean las razones si son justificadas o no, lo real es que desde el 9 de julio las cosas cambiaron y según el Ministro de Finanzas los compradores se van a esforzar un poquito más, pero van a terminar pagando mucho menos por su propiedad y agregó que otra buena noticia es que las medidas buscan proteger a las familias si incrementan las tasas de interés.   

Según Jim Flaherty ministro de finanzas e impulsor de la nueva norma, si una persona compra una casa valorada en 350.000 dólares, se va ahorrar $ 150.000 dólares cuando la termine de pagar, costo que hubiera pagado si se siguiera con la norma antigua de 35 años de hipoteca.

Muy bien por el ahorro, pero el problema que se genera es que la gente va tener que pagar más rápidamente su deuda, lo que significa cuotas más altas, que probablemente familias de escasos recurso no podrán pagar, porque a parte la nueva norma establece unos ingresos mínimos dependiendo de valor de la propiedad que la persona quiera comprar.

Según cifras dadas por el mimo Gobierno el aumento de las cuotas no será muy significativo, pero dependerán del costo de la vivienda, aunque para los de más bajos recursos ese valor si podría pesar mucho en sus gastos mensuales.

Por ejemplo por una casa promedio de un valor en Toronto entre 300 y 350 mil dólares, la cuota podría subir alrededor de 150 dólares mensuales, dependiendo de lo que pague de cuota inicial. El gobierno ha establecido que el valor de la cuota mensual subirá en promedio $ 50 al mes por cada $ 100.000 en el valor de una hipoteca.

El otro gran cambio que se dio fue el porcentaje que pude cubrir la hipoteca, antes de marzo de 2011, los propietarios podrían refinanciar hasta el 90 por ciento del valor de sus casas, luego de esta fecha se redujo a 85 por ciento y a partir del 09 de julio del 2011, con la entrada en vigor de la nueva norma, la proporción se ha reducido de nuevo al 80 por ciento, por lo que una persona deberá ahorrar o tener al menos el 20 por ciento de la casa que quiere comprar.

Según el Ministro el nuevo sistema busca garantizar que los precios de las casas no sigan subiendo al ritmo que venían y que la gente realmente pueda pagar sus deudas en el futuro, porque en las actuales circunstancias sólo los millonarios podían acceder a casas que ya están sobrepasando el millón de dólares.

El otro gran cambio que se da es en la formula para establecer la capacidad de deuda de un comprador, lo que determina si califica o no para un préstamo, con lo que el Gobierno busca limitar la cantidad de dinero que los consumidores pueden tomar prestado, que se definirá en proporción a sus ingresos. "Nuestro Gobierno ha animado a los canadienses a tomar prestado de forma responsable", dijo Flaherty a los medios de comunicación.

La nueva norma prevé que el tamaño de un préstamo no puede ser demasiado grande en comparación con los ingresos de una familia. La máxima tasa bruta de servicio de la deuda se fijará en 39 por ciento y el porcentaje máximo total de servicio de la deuda en 44 por ciento.

El ministro afirmó que según Estadísticas Canadá la deuda de los hogares canadienses se había situado en una cifra récord en el primer trimestre del año hasta alcanzar una tasa del 152 %. Esto significa que por cada dólar que los canadienses reciben de ingresos, tienen una deuda de 1,52 dólares.

En los últimos meses, el Banco de Canadá ha advertido que muchas familias canadienses están asumiendo niveles insostenibles de deuda aprovechando las bajas tasas de interés establecidas desde la crisis financiera de 2008. El temor del Banco es que cuando la gente se vea obligada a pagar con tasas de intereses más altas, muchas familias no podrán hacerlo y mucho menos si tienen una gran deuda hipotecaria.

De acuerdo al Gobierno para tomar esta decisión se realizó un análisis del impacto que tendrán los cambios en la economía canadiense y según datos del Ministerio menos del 5 por ciento de los compradores de casas nuevas se verán afectados por los cambios.


Artículos Anteriores
Crisis económica mundial, un mal que aun no se ha superado
El mundo esta pendiente de Europa, pero EE.UU. y China también están mal. Para el Fondo Monetario...
Ya van más de 42 muertos por ola de calor en EE.UU.
Las ciudades más afectadas son Washington DC y San Louis, Missouri, donde las temperaturas han estado en...
Apagones en Toronto por causa de redes eléctricas muy viejas
Una gran zona de la ciudad se quedó sin fluido eléctrico por más de 6 horas, una...
Médicos de Ontario dan batalla legal para evitar recortes salariales
Según los especialistas que están anunciando un paro si el los obligan a aceptar las condiciones salariales,...

Comentarios