Noticias

Multan a concesionaria en Toronto por vender un automóvil más caro de su precio real

23 de Junio de 2012 a las 05:32

Una multa de 10 mil dólares deberá pagar el concesionario de automóviles Mazda en Orangeville, por vender a uno de sus clientes un vehículo que tan sólo costaba $44 mil dólares en $66 mil dólares, según la determinación del Tribunal de Ontario.

Con esta multa se sienta un precedente para que los vendedores de autos en Ontario no puedan estafar a sus clientes ni cobrar por encima del valor real. El concesionario se declaró culpable luego que se pudo comprar que la venta que había hecho estaba 25 mil dólares más alto que su valor comercial.

El Juez determinó que por el ilícito los propietarios del negocio deberán pagar una multa de 8 mil dólares, más 2 mil dólares de indemnización a la mujer que fue víctima del irregular negocio en virtud de la Ley de Protección al Consumidor.

Por los hechos dos empleados de Orangeville Mazda enfrentan cargos por prácticas desleales al hacer una representación de la venta de automóviles.

El caso se dio a conocer en el año 2010, cuando después de una negociación de la venta del vehículo, los investigadores empezaron a descubrir que había algo que no cuadraba en el negocio, porque no podían entender porque la compradora pagaba más de 25 mil dólares por un carro que estaba avaluado en tan sólo 44 mil dólares.

La investigación la realizó el Consejo de la Industria de Vehículos de Ontario, organismo que se encarga de regular a todas las concesionarias y donde la los consumidores se pueden quejar si consideran que fueron estafados al comprar un vehículo nuevo o usado.

Según la investigación y los documentos que permitieron comprobar el ilícito negocio, los vendedores convencieron a la mujer de realizar la compra, pese a que estaba desempleada y vivía de una pensión de invalidez.

Durante la investigación también se pudo comprobar que pese a que la mujer no tenía derecho a un crédito por el valor del coche, por su situación financiera, los vendedores lograron que el banco se lo diera para poder hacer el negocio, que a todas luces se trataba de un fraude.

La concesionaria además le vendió varios productos y servicios adicionales a la compradora, para poder obtener más del doble de los precios normales del vehículo.

 Por el fraudulento caso Mazda Canadá dio por terminado su acuerdo comercial con el concesionario y el Tribunal le revocó la licencia, además le suspendió a dos de los empleados de alto nivel la licencia para vender.


Artículos Anteriores
El nuevo MacBook Pro con pantalla retina deslumbra en Macworld
Apple ha presentado el nuevo MacBook Pro de 15 pulgadas con una asombrosa pantalla Retina, almacenamiento flash...
Protesta porque refugiados se quedan sin servicios de salud
El gobierno ha limitado la cobertura en salud para las diferentes clases de refugiados, los que apenas...
Las ciudades más caras para vivir o viajar en Suramérica
El análisis para establecer el top de la ciudades más costosas del mundo se basa el los...

Comentarios